CONSEJOS DECORACIÓN

CONSEJOS DECORACIÓN

¿Tienes una buhardilla y no sabes cómo sacarle provecho? Estas 7 claves te ayudarán

Las buhardillas son rincones muy especiales, pero con unas condiciones algo complicadas pues son bastante frías en invierto y muy calurosas en verano. Sin embargo, si prestas atención a las 7 claves que te contamos a continuación lograrás que tu buhardilla se convierta en un rincón habitable.

Cómo acondicionar una buhardilla
Cómo acondicionar una buhardilla | Houzz

1. ¿Dónde está tu buhardilla?

- En un bloque antiguo de viviendas: es casi seguro que no cuenta con aislamiento y que es oscura. Intervenir en el tejado por el exterior o abrir nuevos huecos, es una obra que requiere planos visados en el colegio de arquitectos de la zona, seguridad laboral y medios auxiliares. Toca tener en cuenta las dificultades para el acopio de materiales –este tipo de buhardillas suelen encontrarse en edificios sin ascensor.

La buhardilla se convierte en una acogedora habitación | VELUX Svenska AB

- En un adosado: suponiendo que los temas de habitabilidad están resueltos y en orden, en este tipo de tejados puedes intervenir con más libertad. Para abrir nuevas ventanas en el tejado, debes consultar con la comunidad de vecinos y, también, como en el caso anterior, necesitarás un proyecto visado.

- En una vivienda aislada: podrás hacer todo tipo de obras. Si la normativa lo permite también puedes intervenir en la altura de cumbrera o de los aleros. ¡Ojo!, tendrás que registrar el incremento de superficie habitable.

2. La altura que se necesita para aprovechar el espacio

Improvisar una cocina bien equipada | Skeppsholmen Sotheby's International Realty

La altura de paso que necesitas es como en cualquier otra vivienda: entre 2,10 y 2,50 metros.

Si la parte baja de la cubierta tiene como mínimo 1,50 metros de altura, dispondrás de bastantes posibilidades de uso –a 60-70 cm de distancia de este punto, empezarás a tener una altura de paso razonable, que se irá incrementando en tanto que la pendiente sea más pronunciada. Esta es la tipología que más posibilidades tiene.

Si la cubierta arranca desde el suelo, tienes una buhardilla con poco aprovechamiento como espacio habitable. La altura de paso más cómoda coincidirá con la cumbrera o parte alta del tejado, por lo que, la distribución estará muy limitada. Lo mejor en estos caso es dejar la planta diáfana.

3. El aislamiento térmico

Cómo acondicionar la temperatura del espacio | RMGB

- Si puedes intervenir por fuera, es lo mejor: así también podrás impermeabilizar la cubierta. Con este sistema se consigue un aislamiento continuo y sin puentes térmicos, además no reduces espacio interior.

- Si es por el interior, busca soluciones que generen un ambiente sano, como el corcho negro aglomerado, el cáñamo, los tableros de viruta aglomerados con cemento o los tableros aislantes de fibra de madera.

4. El sistema de calefacción y aire acondicionado

- Cómo es seguro que vas a aislar el suelo, aprovecha la intervención para instalar un sistema de suelo radiante por agua abaja temperatura. De esta forma conseguirías un ambiente con calor homogéneo en todos los puntos, ganando espacio de uso al poder prescindir de los radiadores.

- Otra opción es una calefacción y refrigeración por conductos. Se puede aprovechar la zona alta de la cumbrera para disponer unos conductos de chapa vistos. Puedes emplear un sistema de bomba de calor Inverter, por ejemplo.

- Si la buhardilla tiene más de 25 metros cuadrados y no tienes problemas para instalar un conducto de humos, otra posibilidad es instalar una estufa de doble combustión. Busca un modelo compacto y bajo.

5. La luz natural

- La luz vendrá del techo mediante ventanas de tejado, que si se combinan con paños verticales incrementan la sensación de amplitud. Son las que más luz natural proporcionan.

Juega con las luces | Alfred / Stéphanie Genevrier

- Si quieres tener un balcón, ya no tienes problemas constructivos ni normativos: hay modelos de ventana que, al abrirse, despliegan una barandilla para que puedas asomarte.

- Si no quieres perder altura, deja la estructura vista. Una opción intermedia, consistiría en revestir con yeso o paneles de madera, solo los entrevigados.

- Si se trata de una estructura rústica , puedes encalarla en blanco o color. Otro truco que ayuda a despejar el espacio es pintar suelo y estructura del mismo color, lo que es ideal cuando hay que recuperar un antiguo entarimado, por ejemplo.

6. Decoración

Ya está aislada y tiene luz natural. Ahora hay que darle atmósfera, mediante el color, texturas, los muebles y la iluminación artificial.

- En dormitorios, el cabecero apoyado en la parte más baja puede aprovecharse para crear un mueble de pared a pared que servirá como apoyo, expositor de fotos, etc. Así, el ambiente te quedará más despejado y con un diseño adaptado al lugar.

- En general, los muebles bajos que rellenan los huecos residuales de la buhardilla tienen mucho uso, como cajoneras, bancos, base para colchonetas…

- Siguiendo la línea de esta serenidad visual elige techos que visualmente no se te vengan encima. Dependerá de la altura, que tengas, aunque, si por ejemplo, eliges ocultar la estructura con un revestimiento continuo de yeso laminado, el ambiente parecerá más amplio y luminoso, ya que funcionará como un gran reflector de luz.

Otra forma de organizar tu ropa | James Hawley Photography

- Los armarios conviene siempre diseñarlos a medida. De este modo, podrás sacarle partido hasta al rincón más bajo. Para darle juego, y hacer su peso visual más liviano, intégralo pintándolo del color de las paredes y/o el techo.

- Dale más profundidad al armario convirtiéndolo en un vestidor. A veces, un rincón olvidado se puede transformar en el protagonista del espacio.

7. ¿Qué iluminación conviene para la buhardilla?

La luz ambiental juega un papel fundamental. Crea manchas de luz en suelo y techo y ensancha la altura con luminarias apoyadas en el suelo o en muebles bajos con haz inferior y superior.

Las lámparas de suspensión conviene instalarlas en ángulos libres de circulación. Las bombillas sin difusor no cargan el espacio, como la que han instalado sobre esta península.

- La iluminación que mejor se adapta a un espacio abuhardillado es la que la que viene del techo. La más práctica es la superficial. Si vas a instalar focos empotrados elige modelos orientables con cuerpo saliente, como los de la foto, para poder dirigir así el haz de luz, salvando la inclinación del techo.

Consulta el artículo original en houzz.

Seguro que te interesa

Decoidea / Houzz | Madrid | Actualizado el 13/04/2018 a las 21:07 horas

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.